Cata Cannábica Vol.VI

Durante los capítulos anteriores hemos podido apreciar como el lenguaje es de suma importancia en la expresión de la cata como medio de transmisión de información en lo que respecta a las sensaciones percibidas.

Sin dejar esta relevante cuestión, en este post seremos algo más específicos adentrándonos en la descripción de sabores y aromas de manera que dicha expresión sea lo más concreta o “técnica” posible. Para ello, además de aprender a identificar un determinado sabor o aroma, deberemos saber describirlo al objeto de que otras personas puedan prever lo que sentirán al catar una determinada variedad.

Los responsables de los olores y los sabores en el cannabis, tanto en fresco, en seco como en combustión, son varios y se denominan: ácidos, alcoholes, aminas biógenas, carbonílos, carotenos, ésteres, y terpenos.

La presencia y/o combinación de ellos producen los aromas y sabores finales, aunque existen algunas sustancias volátiles que por sí mismas producen un sabor o aroma único y claramente identificable.

A continuación vemos algunas de estas sustancias:

cuadro

No todas estas sustancias están presentes en todas las variedades. En caso afirmativo, se encontrarán en diferentes concentraciones. Por ejemplo, las variedades afghanas y pakistaníes poseen altas concentraciones de terpenos en el interior de sus tricomas, mientras que las líneas ecuatoriales que crecen cercanas al paralelo cero (0) casi carecen de ellos.

10020593-marihuana-seca-y-hojas-verdesEl cannabicultor debería tener extremo cuidado tanto en la cosecha y posterior manicurado como en el secado, curado y conservación, pues todo el proceso tiene influencia sobre todo en la liberación de los agentes volátiles presentes en la planta. Por ejemplo, en el proceso que va desde la cosecha hasta el secado, existen acciones aparentemente leves pero que inciden intensamente en los aromas. Una mala manipulación puede hacer que actúen entonces hidrolasas, oxigenasas, oxireductasas y lipogenasas que transforman color y aromas. A partir de estas acciones también se desarrollan subproductos de celulosa y clorofila que alterarán los sabores y aromas esperados.

En el proceso de secado y curado pueden quedar fijados restos de nitrogenasa y potasa además de otros pigmentos que acompañan a la clorofila, produciendo alcoholes en combinación con el oxígeno. Tal es el caso de la lipoxigenasa, el cis-3-hexanal y trans-2-hexanal que son responsables del sabor herbáceo. Se atenúan si el secado se realiza en frío y se acentúa si se tritura o se prensa antes de que los precursores como los polioles, glicosilados y glicósidos hidrolizables que son inodoros se hayan destruido. La acción de la presión también influye en la extracción de terpenos al romper los tricomas, así como el tiempo de curado.

Con este capítulo llegamos al final de nuestro curso de cata cannábica. Esperamos que las publicaciones hayan sido interesantes y, sobre todo, os hayan sido de utilizad.

Como siempre, te recordamos que puedes comentar o añadir cualquier información mediante un comentario en este mismo post o en los enlaces que colgamos al mismo tanto en Facebook como en Twitter.

la maria club

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s