En la cocina con María: el cáñamo como fuente de alimento

Esta semana os ofrecemos de nuevo un nuevo volumen de recetas cannabicas, en esta ocasión elaborada con semillas de cáñamo: pan de plátano y cañamones. Un sabroso bizcocho muy rápido y fácil de elaborar: ¡sólo tarda 10 minutos en prepararse.

Las semillas del cannabis presentan un mayor contenido de ácidos grasos esenciales que cualquier otra planta y ayudan a asegurarnos que obtenemos suficientes aminoácidos esenciales y ácidos grasos esenciales para fortalecer nuestros cuerpos y sistemas inmunológicos y mantener así nuestra salud y vitalidad. Este aceite contiene gran cantidad de vitamina A y E, además de ser un poderoso antioxidante.

Contienen un 30% en aceite, un 25% en proteínas y el resto son fibras, vitaminas y minerales. Los niveles de THC apenas existen, por lo tanto, las semillas de cannabis no “colocan” y son un alimento sano (Jack Herer, 1999:38).

Ninguna otra planta proporciona proteínas vegetales de forma tan fácilmente digerible o presenta los aceites en una proporción tan perfecta para la vitalidad y la salud humanas.

 Aquí os dejamos las medidas de este dulce y cannábico postre. Para un bizcocho, necesitaréis:
– 4  plátanos maduros

–  1 taza de azúcar moreno integral

– 1 cucharada de miel

–  1 huevo

-1½ tazas de harina con levadura

– ¾ taza de cañamones descascarados enteros o molidos

– ¼ taza de mantequilla fundida

– 1 cucharilla de sal

– ½ cucharilla de esencia de vainilla

–  ½ cucharilla de canela

– ½ cucharilla de jengibre en polvo

Opcional: ½ taza de uno de los ingredientes siguientes: pasas, arándanos secos, virutas de chocolate o frutos secos picados.

Precalentar el horno a 180 grados centígrados (350 grados Fahrenheit). Ponga los plátanos en un gran cuenco para mezclar y hágalas puré con un tenedor. Añada el resto de ingredientes y mézclelo todo bien. Vierta la pasta resultante en un molde untado con mantequilla o aceite y hornee durante una hora, hasta que la parte superior adquiera un tono dorado-marrón y que, al clavar un palillo o similar en el centro del bizcocho, salga limpio.

¿Fácil verdad? ¡Lo difícil es esperar a que se enfríe cuando sale del horno! ¡Buen provecho!

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s