Fabrica tus propias semillas feminizadas

En AIRAM seguimos buscando aquella información sobre cultivo que consideramos de interés para quienes visitan nuestro blog, y en esta ocasión hemos elegido hablaros sobre las semillas feminizadas y cómo fabricarlas.

Hace años Moham Ram descubrió la forma de cambiar el sexo de las plantas de cannabis usando diferentes productos. Por una parte el GA3 (acido giberélico) y por otra el STS (tiosulfato de plata) que resulto ser más fácil y efectivo.

Imagen1Primer aspecto a tener en cuenta: si tienes una automática floreciente macho y la cruzas con una automática hembra, te saldrán todas las semillas automáticas pero “no” feminizadas si no regulares, pueden ser machos o hembras.

Si cruzas tu macho auto con una no automática, te saldrán todas las variedades: semillas normales y automáticas, machos y hembras.

Para conseguir semillas automáticas feminizadas tienes que hacer que una automática feminizada o hembra genere flores macho (mediante STS) y polinizar una automática hembra/feminizada, así todas las semillas (o la inmensa mayoría) serian automáticas feminizadas.

Os añadimos la información sobre la técnica con la que se hacen muchas de las semillas feminizadas del mercado:

Se trata de provocar que una planta hembra desarrolle flores macho para polinizar otra hembra, lo que dará una descendencia femenina en porcentajes muy altos.

El porcentaje de hembras de la descendencia será equivalente a la tendencia hermafrodita de la genética de las madres, tanto la receptora como la polinizadora, por lo que lo mejor es utilizar plantas hembra que sepamos que no tienen tendencias hermafroditas.

La técnica consiste en inhibir la absorción de etileno de la planta mediante el tiosulfato de plata (STS), esto provoca que la planta hembra en floración saque flores macho en vez de hembras.

¿Cómo hacer el STS?

sodium_thiosulphateSe diluye Tiosulfato de sodio en agua destilada a 0.1Mol* y Nitrato de plata en agua destilada a 0.1Mol*.

Se mezcla poco a poco el nitrato de plata diluido a 0.1Mol* con el Tiosulfato de sodio diluido a 0.1 Mol* en una proporción de 1/4 (1 parte de nitrato de plata por cada 4 partes de Tiosulfato de sodio).

Para usarlo deberemos diluirlo en agua destilada, la disolución más común suele ser de 1/9 (1 parte de Tiosulfato de plata (STS) 0,2Mol por cada 9 partes de agua destilada), aunque se pueden usar otras como 1/7, dependiendo si lo queremos más concentrado o menos.

Aplicación del STS

Cada variedad suele reaccionar de una forma diferente al STS. Se trata de ir probando la cantidad que necesita una determinada variedad para producir flores macho que maduren adecuadamente.

El STS se aplicará pulverizando la planta y la pondremos a florecer. También se puede poner a florecer y pulverizarla antes de que comenzase a florecer.

Lo más importante es que una vez pulverizadas las plantas de deben dejar a oscuras para que absorban el producto, porque el STS es fotosensible y se degrada rápidamente con la luz. Además, provocaría que se secase el producto antes por el calor y no dejaría que la planta lo absorbiera bien.

La planta florecerá tal y como lo haría como hembra pero sacando flores machos, en disposición como de cogollo, en vez de ramilletes como un macho auténtico. También tardará mucho más que un macho normal en desarrollarse.

Precauciones

- Usar guantes, mascarilla y gafas de protección para evitar posibles salpicaduras.

- No usar objetos metálicos para preparar el STS ni para utilizarlo.

- Realizar en sitio bien ventilado.

Imagen2IMPORTANTE: Al usar estos productos químicos y tóxicos, queda totalmente claro que es inutilizable la planta para consumo ya que podrían sufrir algún tipo de intoxicación por la misma.

A tener en cuenta…

La molaridad (Mol), o concentración molar, es el número de moles de soluto por cada litro de disolución.

Por ejemplo, si se disuelven 0,5 moles de soluto en 1000 ml. de disolución, se tiene una concentración de ese soluto de 0,5 M (0,5 molar). Para preparar una disolución de esta concentración habitualmente se disuelve primero el soluto en un volumen menor, por ejemplo 300 ml, y se traslada esa disolución a un matraz aforado, para después enrasarlo con más disolvente hasta los 1000 ml.

¡Vigila! No es lo mismo una planta que cambió de sexo con ácido giberélico o con nitrato de plata y thiosulfato de sodio, que otra que lo hizo por simple estrés.

De la segunda manera vas a tener semillas con genética hermafrodita y no feminizadas.

Lo primero que tendrías que hacer es estresar a las hembras al máximo (estrés lumínico, podas, cambios de temperatura, etc.) y descartar cualquiera que saque alguna flor macho. De esta manera descartas cualquier planta con tendencia al hermafroditismo.

Una vez que tienes esas madres las estresas con los químicos y una vez que se desarrollan las flores macho con ese polen polinizas esquejes de esa o esas mismas madres originales. Esas semillas sí serían feminizadas.

Aunque que el ácido giberelico es tóxico, no debería preocuparte porque no te vas a fumar las plantas tratadas, sólo vas a usar el polen.

Materiales que tenemos que comprar / disponer para preparar el STS

(Sustancia que aplicaremos a una planta hembra para que revierta su sexo y de bolas con polen viable para polinizar a otra/s hembra/s obteniendo así semillas feminizadas):

2 Litros de agua destilada (tiene que ser destilada o no funcionara bien)

2 Vasos de plástico / cristal (sin metal alguno)

2 Cucharillas de plástico / madera (no pueden ser metálicas)

1 Botella de plástico/cristal de 1 Litro de capacidad (a ser posible opaca)

2 Paquetes de barritas ARGEMPAL (de venta en farmacias sin receta)

3 Gramos de Hiposulfito de sodio (de venta en farmacias sin receta, si no disponen solicitarle que lo pidan al mayorista, lo suelen vender en tarros de 500gr, es bastante económico)

1 Par de guantes de plástico para protegernos las manos

1 Gafas de protección

1 Mascarilla (en las farmacias venden las típicas de papel)

Revertir el sexo a una planta veréis que es lo más sencillo del mundo, pero debemos tener presentes unas sencillas pautas:

  1. A la planta o plantas que queramos aplicar STS la/s pasaremos a floración 10 días antes que al resto de plantas destinadas a ser polinizadas y a producir semillas.
  2. A los cinco días de estar en floración, a las plantas destinadas a ser “hembras revertidas” les aplicaremos la primera sesión de STS con un pulverizador, pulverizándola bien por la parte superior de las hojas, envés y tallo.
  3. Realizaremos una segunda aplicación de STS a los 15 días desde el cambio de fotoperiodo (o diez desde la primera aplicación de STS) a esta/s planta/s destinadas a ser “hembras revertidas”

200812260145Como habéis podido observar no tiene complicación alguna, sólo adelantar la floración de la planta que queramos revertir 10 días, a los 5 días le aplicaremos su primera sesión de STS y a los 15 días desde el inicio de la floración su segunda sesión de STS.

El STS lo aplicaremos siempre al comienzo del periodo de oscuridad, en un lugar apartado fuera del indoor, dejando impregnada la planta con esta sustancia las 12 horas. Si se seca a la hora o a las 3 horas da lo mismo, no aplicaremos mas STS ni moveremos la planta, la dejaremos ahí hasta que llegue el momento de luz trascurridas las 12 horas de oscuridad.

Para que el STS no queme las raíces ni intoxique en exceso la planta, taparemos la tierra con un plástico para evitar que caiga STS en el sustrato. Este plástico lo quitaremos cuando pasemos la planta a la luz y con el STS ya seco.

Referencias:

http://en.wikipedia.org/wiki/Sodium_thiosulfate

http://www.marijuanagrowing.eu/how-make-silver-thiosulfate-solution-and-the-use-t37450.html

http://www.phytotechlab.com/pdf/stssolution.pdf

http://www.notasdehumo.com/como-hacer-semillas-feminizadas-de-marihuana/

http://www.cannabiscafe.net/foros/

Si tienes cualquier duda sobre cultivo puedes hacerla a nuestro correo info@airambarcelona.com y/o en Facebook y Twitter.

¡Gracias por leernos y hasta la próxima!

LMC


Machos, Hembras, Hermafroditas y truco para saber el sexo

En este post, AIRAM os da algunos trucos para diferenciar plantas machos, hembras o hermafroditas.

Todo se debe a que no se puede saber el sexo de una planta hasta que no aparecen flores, cosa que ocurre cuando el proceso ya está avanzado. 

Cannabis_sativa_-_Köhler–s_Medizinal-Pflanzen-026Dado que no podemos sexar las semillas ni las plantitas recién germinadas a simple vista, es conveniente plantar más semillas de las previstas para obtener el número de plantas hembra que se desea cultivar. 

La proporción de machos y hembras es de 1-1, las buenas condiciones pueden favorecer la germinación de un mayor número de hembras y si las condiciones son malas tendremos más machos. 

El sexo ya viene determinado en el código genético de la semilla, pero los factores que permiten su germinación son a veces un misterio. 

MACHOS

Los machos son los encargados de generar el polen para fecundar a las hembras y así obtener semillas. Si no quieres tener semillas en tus cogollos mata a todos los machos. No cometas el error de guardar alguno porque es bonito o porque pienses que podrás aprovecharlo fumándote las hojas. Tengas donde tengas al macho, la probabilidad de que fecunde a tus hembras es altísima, por no decir del 100%. Además un cogollo sin semillas vale su peso en oro. 

Otra cosa es que quieras procurarte un buen puñado de semillas. Entonces deberás apañártelas para fecundar las hembras que desees con algún macho que hayas dejado crecer. 

Por tanto será muy importante saber distinguir las flores macho. La flor macho está formada por una bolsa más o menos redonda y un poco alargada. Al principio, cuando salen, son muy pequeñas y por tanto difíciles de distinguir si es una flor macho o hembra. Poco a poco irá aumentando su tamaño e irán apareciendo más bolas a su alrededor formando un racimo. El tamaño de cada bolita llegará a alcanzar un tamaño de una punta de cerilla, y entonces se abrirá dejando ir el polen. Si no queremos fecundar a ninguna hembra, nunca se deberá dejar llegar al macho ni mucho menos a este estadio. 

Desde que salen las bolitas hasta que alcanzan ese tamaño tenemos tiempo suficiente como para saber que es un macho. Una vez las bolas son suficientemente grandes se abrirán, saliendo de dentro varios saquitos con polen que se denominan anteras. Si agitamos el macho se observará como cae el polen de las flores. 

HEMBRAS

close-up-of-a-marijuana-plant-cannabis-sativaLas hembras tienen la función natural de crear las flores para que el macho las fecunde. Estas flores están formadas por montones de sacos alargados recubiertos de resina, y de los cuales salen siempre dos pelillos de color desde el blanco hasta el rojo o morado. Estas acumulaciones se van formando poco a poco y durante todo el crecimiento hasta alcanzar un tamaño considerable, dependiendo del tipo de planta. Las hay que crean cogollos del tamaño de un mechero y hasta el tamaño de un puño y más. 

Durante este tiempo es conveniente abonar la planta de vez en cuando, ya que cuando se llega a este estadio se han consumido gran parte de los minerales que contiene la tierra, y para la creación de las flores se necesita bastante fósforo. 

Volviendo al primer párrafo, los cogollos irán creciendo poco a poco continuamente hasta que se llega a un cierto punto en el que ya no crece más. Mientras el cogollo esté en fase de crecimiento los pelillos permanecerán con el mismo color de siempre, excepto las más viejos que empezarán a amarillear, pero irán saliendo nuevos pelillos. Cuando se detiene el crecimiento no salen más pelillos y por lo tanto el cogollo está maduro y es cuando los pelillos se van volviendo marrones. Esto quiere decir que los cogollos alcanzan un punto óptimo en el cual están preparados para proceder a su cosecha, tema del cual se hablará en su propio apartado. Mientras se van formando los cogollos es conveniente no tocarlos ni manosearlos para que no se estropee ni se pierda resina. Tampoco es conveniente rociar los cogollos con agua. 

HERMAFRODITISMO

Existen variedades de marihuana en el sudeste asiático, sobre todo en Tailandia que son hermafroditas. Dada la poca diferencia entre invierno y verano en climas tan tropicales, estas variedades florecen todo el año. En sí son hembras capaces de producir algunas flores masculinas con las que polinizarse a sí mismas y a sus vecinas. En condiciones de estrés puede aparecer hermafroditismo en plantas de ambos sexos. Los machos que son sacados de un sistema en el que tenían condiciones idóneas, y son trasladados a una ventana en invierno, suelen formar alguna flor femenina que al ser polinizada suele dar una semilla borde. No se les puede considerar aptos a efectos de consumo, no dejan de ser machos con unas pocas flores del otro sexo

cannabis-sativaEs muy común que al aplicar la técnica sinsemilla de retirar los machos, las hembras aparte de crear flores como locas, para captar el polen que no está, parecen defenderse formando flores masculinas, generalmente son muy pocas y son difíciles de ver. Esa es la causa de que se encuentre alguna semilla ocasionalmente en algunos cogollos, o plantas, sin que haya habido ningún macho. Estas plantas son hembras pues su porcentaje de hermafroditismo, es mínimo.

Si las flores masculinas son escasas, retíralas con unas pinzas, si son numerosas y la planta es realmente ambigua, puede servir para el consumo o producción de semillas pero es aconsejable apartarla de las otras hembras. Unas pocas semillas en un cogollo tampoco afectan a la calidad de tu semilla. Algunos cultivadores sostienen que las semillas creadas a partir de polen de hembras-hermafroditas, dan lugar a hembras puras y hembras-hermafroditas, sustituyendo estas a los machos. Es fantástico pensar que estas semillas no den machos, pero está por ver si todas darán lugar a plantas resinosas y vigorosas, no bastando la condición de hembra para ser de calidad. Si las plantas obtenidas son de calidad puede ser interesante, aunque algunos no son partidarios de cultivar este tipo de plantas.

Por último, os dejamos con un pequeño truco para saber cuál es el sexo de las plantas: cuando la planta tiene una altura de unos 20 cm. saca dos esquejes (por si falla uno) ponles una pegatina identificándolos con la madre (por ejemplo si la madre es ak47 pues pon ak47a y ak47b) en cuanto están enraizados (unos 10 días) pásalos directamente a floración y en unos pocos días sabrás cual es el sexo de estos esquejes y por tanto también el de la planta madre. Si son machos, mala suerte, a cortar todo. En el caso afortunado de que sean hembras, deja los dos esquejitos florecer, y ya te puedes fumar los dos cogollitos y saber de antemano la calidad de tu futura planta “madre”.

Si tienes cualquier duda sobre cultivo puedes hacerla a nuestro correo info@airambarcelona.com y también puedes encontrarnos en Facebook y Twitter

¡Gracias por leernos y hasta la próxima!


¿Qué está pasando con las semillas de Cannabis?

En AIRAM tenemos claro que la mejor manera de asegurarse que vas a disfrutar de aquellas variedades de Cannabis que satisfagan tus apetencias, tus gustos o tus necesidades, dependiendo de cuál sea el uso (recreativo, o medicinal) es plantando tu propio Cannabis. De ahí que periódicamente publiquemos artículos que te ayuden en esa línea. Hoy vamos a intentar arrojar algo de luz sobre el desconocido mundo de las semillas.

Para poder iniciar un cultivo de marihuana, indudablemente, se necesitan semillas para sembrar. Los primeros cannabicultores partían de semillas de variedades puras de diferentes partes del mundo, pero con el tiempo la marihuana terminaba degenerando y perdía tanto potencia como sus cualidades organolépticas originarias.

Semillas-de-cannabisHoy en día, sobre todo debido al asentamiento de Grows por todo el territorio español, la gran mayoría de cannabicultores españoles parten de semillas compradas en dichos establecimientos.

Las semillas que se venden en los Grows son semillas que están producidas por Bancos de semillas holandeses, suizos o canadienses, y recientemente alguno que otro español. Los primeros bancos holandeses, pioneros en la venta legal de semillas de marihuana, comenzaron su producción de semillas a partir de diferentes variedades de marihuana de todas partes del mundo, pero sobre todo lo hicieron a partir del trabajo realizado por cannabicultores norteamericanos.

Actualmente el número de bancos de semillas existentes es muy elevado, por lo que muchos de estos bancos se dedican a intentar imitar a los pioneros o bien crean sus propias variedades a partir de variedades de éstos.

Toda la producción de semillas de marihuana se hace en cultivos de interior con luz artificial, sin la beneficiosa aportación de la naturaleza y el sol. Son semillas híbridas, es decir, cruces de plantas puras, y también polihíbridas, cruces de híbridos con híbridos o con razas puras. A estas semillas híbridas se les llaman F1.

¿Cuándo serán mejor las semillas de una variedad?

Pues cuando más homogeneidad genética tenga la primera generación filial o F1, o sea cuando más parecido tengan las plantas entre sí en cuanto a aspecto, tamaño, tipos de hojas, floración…

Para crear una variedad de genética homogénea se ha de hacer un selecto trabajo que no todos los bancos hacen, incluso los bancos más selectos tampoco tienen todas sus variedades homogéneas genéticamente. El trabajo debe consistir en intentar buscar unos padrones de madre y padre que siempre que sean cruzados den lugar a ejemplares hijos muy semejantes unos a otros.

Cuántos de vosotros habéis comprado un sobre de semillas y de ahí habéis obtenido plantas hembras completamente distintas, cuando teóricamente son semillas de la misma variedad y por tanto con las mismas características y cualidades.

iStock_000010387607Medium-e1301869207132Muchos cannabicultores intentan obtener semillas a partir de un macho y una hembra F1 de la misma variedad, el resultado del cruce (segunda generación filial o F2) suele ser muy variado. Algunos ejemplares pueden asemejarse a los abuelos, otros a los padres y otros incluso diferentes a todos, esto es debido a que las plantas F1 no tiene una genética homogénea y estable como las variedades puras de zonas originarias.

Si quisiéramos estabilizar la genética casi al 100% se debería hacer un selecto trabajo de selección de ejemplares padres y madres que mantengan las características buscadas, y con el tiempo y muchas, muchas plantas se puede lograr, cosa que no resulta rentable para los Bancos de semillas.

El resultado de un selecto proceso de estabilización es la obtención de una variedad pura, con pedigrí, es decir, que siempre que se cruzan entre sí se obtienen plantas con igual fenotipo (aspectos físicos) y genotipo (carga genética). Por ejemplo, un criador de perros siempre que cruce un macho y una hembra pastor alemán tendrá cachorros de pastor alemán y no de pastor belga o de Flandes.

¿Qué semillas me están vendiendo?

Normalmente compras las semillas por su nombre, alguien te comentó tal cualidad o probaste tal variedad y te gustó mucho, entonces decides plantar dicha variedad, ahorras y vas a tu Growshop de confianza a hacer efectiva tu elección. Luego siembras y ves que nada tiene que ver con lo que creías comprar o no germinó ni una semilla de todo el sobre, entonces te mosqueas y llegas a dudar de la honestidad del Growshop donde compraste las semillas. Te diriges mosqueado a tu Growshop decidido a recuperar tu dinero, pero el Growshop te cuenta que no tiene la culpa, te dice que él te vendió un sobre de semillas sin abrir y él no está dentro del sobre y de cada semilla.

El dueño del Growshop también se mosquea, invirtió todo un capital en comprar unas semillas que no germinan, pero no son todas. Al igual le pasa con un sobre del Banco X de la variedad 1, que con un sobre del Banco Y de la variedad 2, y muchos clientes reclaman, con todo derecho, al menos una explicación que convierta en mínimamente normal haber tirado su dinero a la basura. Eso puede ser causa del transporte inadecuado que sufren las semillas, muchos paquetes con semillas estarán expuestos a altas temperaturas mientras permanecen en el interior del vehículo de transporte, incluso puede que se destroce algún sobre debido al trajín que sufren.

Cuando ojeamos un catálogo de semillas nos damos cuenta que nos venden desde un punto de vista comercial y no funcional, o sea, que nos venden tal variedad que tiene un aroma asá y sabor así, con un aspecto x y una producción y. Luego sembramos y ¡que atino!, no han dado ni una en el clavo, no tiene el aspecto que dijeron, produjo mucho más o menos, el aroma no es como dicen que es y mucho menos su sabor.

Muchos son los que después de haber invertido dinero en la compra de semillas, ven como sus cultivos se han frenado y presentan algún síntoma de malnutrición, desesperados intentan remediarlo pero ven que no pueden. La explicación puede estar en la propia genética de cada planta, hay plantas más tolerantes a suelos salinos, otras a suelos alcalinos, otras a condiciones de sequía…

¿Pero cuáles son?

El cannabicultor de autoconsumo va a su Growshop y le dice que quiere realizar un cultivo de balcón o en suelo, pero el Growshop, por mucho que sepa, no puede atinar con la planta que le irá bien precisamente porque no posee esa información. Los bancos no venden semillas que deban desempeñar un papel, que deban tener una única función: “dar lugar a una planta acorde a las necesidades de cultivo”.

O sea, variedades tolerantes a suelos sódicos, o salinos, o pesados, o alcalinos, o ácidos, o para cultivos de furtivo, de balcón, exterior en suelo, exterior en maceta, interior… que nos permitan asegurar que pueden desarrollarse y llegar a ser cosechadas en nuestro medio de cultivo, pues es esto lo que debe esperar de una semilla el cannabicultor: “poder cosecharla y que tenga calidad y potencia acorde a su gusto y necesidades”. Tanto el comprador como el vendedor se sienten impotentes por no poder conocer con certeza el producto que les une: las semillas.

cultivo-marihuana

Muchos Growshops piensan que tener más semillas es dar un mejor servicio, pero depende de cómo lo miremos. Está claro que tener muchas variedades de semillas atrae a más gente, sobre todo a aquellos que buscan variedades concretas, pero por otro lado si no conocemos lo que vendemos podemos dar un mal consejo a quien lo pida, por ejemplo, vender una variedad que crezca demasiado, consuma mucho agua y nutrientes a una persona que vaya a cultivar en maceta.

Por lo que creemos que es más importante para un Grow, y para sus propios clientes, que éste conozca en el mayor grado posible las condiciones de cultivo de todas y cada una de las variedades que oferta, y siempre intente vender semillas que sepa son variedades homogéneas genéticamente.

¿Por qué cada vez padecemos más ataques de hongos?

Como ya he dicho, las semillas de marihuana que compramos están producidas en cultivos completamente artificiales, y en su gran mayoría las plantas productoras de semillas, tanto padres como madres, están cultivadas con productos químicos. Esto indudablemente no puede más que acarrear una degeneración de la vitalidad de las semillas de marihuana, y por tanto de las plantas de ellas nacidas. En la producción de semillas, como en casi todos los aspectos de la vida cotidiana, no se tiene en cuenta a la naturaleza y mucho menos a los aspectos planetarios que influyen en el mantenimiento de ese perfecto tejido que integra la vida y sus múltiples formas.

Esta degeneración de las plantas cultivadas sin tener en cuenta los aspectos planetarios se manifiesta en la tendencia a padecer plagas y enfermedades fúngicas. Siempre hemos considerado al cannabis como un género de plantas resistentes, pero lo cierto es que cada vez sufrimos más ataques de plagas y de hongos sin preguntarnos el porqué.

¿Marihuana transgénica?

De momento no, pero hasta cuando las grandes multinacionales biotecnológicas (Monsanto, Novaris, Syngenta, Pioneer, Dupont…) se van a resistir de comenzar a crear semillas de marihuana OGM (Organismo Genéticamente Modificado). El alto precio que cobran en el mercado la venta de semilllas de marihuana (no hay ninguna semilla que llegue a alcanzar los elevados precios de los cañamones) puede ser un tremendo atractivo para este tipo de empresas, y más cuando día a día se habla sobre los problemas de la prohibición y se mira hacia una posible normalización.

plantacion-cannabisEstas empresas, con oscuros intereses, han obligado a productores de semillas de otro tipo de cultivos a pagarles indemnizaciones y donarles sus semillas por tener éstas material genético transgénico patentado por estas empresas, que había llegado a sus plantas por polinización cruzada de campos vecinos. El trabajo que el productor lleva haciendo durante décadas pasa a manos de estas empresas encima de que han sido contaminados sus campos con genética transgénica.

Lo más cercano a la marihuana transgénica hoy por hoy son las famosas “semillas feminizadas”. Estas se producen por medio de la polinización de plantas hembras con polen procedente de plantas hembras, que por medio de diversas técnicas han mutado a machos. Como hemos dicho se estresan plantas hembras a las que se le añade ácido giberélico, entre otras técnicas poco éticas, para que cambien de sexo y produzcan flores macho.

Evidentemente estas técnicas no son de ingeniería genética, pero el resultado sigue siendo una mutación genética. Lo que está cada vez más claro es que de feminizadas poco, porque machos salen igual ya que son las condiciones de cultivo la causa de la manifestación de un determinado sexo.

Si tienes cualquier duda sobre cultivo puedes hacerla a nuestro correo info@airambarcelona.com y también puedes encontrarnos en Facebook y Twitter.

¡Gracias por leernos y hasta la próxima!

la maria club   AIRAM


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 69 seguidores